Lucía y Alex

Postboda

Una postboda de otoño, con las hojas secas en el suelo entre arboles en un bosque encantado. Eso era lo que teníamos claro al hacer la postboda de Alex y Lucía; esas eran las premisas deseadas por “mis novios” y creo que conseguimos el resultado que andábamos buscando

Una tarde como siempre divertida de paseo y fotos entre miradas cómplices y muestras de cariño, de esas puras que a mi tanto me gustan. Y es que Alex y Lucía se miran, y se siente que se aman, que se respetan y sobre todo, me encanta el cariño que se ve que Alex siente hacia ella, hacia la que ya es su mujer. Me encanta sentir ese amor tan especial entre mis parejas y es un honor para mi fotografiarlo.

Os dejo con el resumen de su postboda. Y aunque la sensación es de que todo se acabó, no es así chicos. Esta historia no acaba más que comenzar y sé que lo que vendrá será aún mejor. Gracias por cruzaros en mi camino. Ya sois más que mis novios…

Un abrazo.